Bien, uno de los propósitos de este blog es apoyar la creación y el impulso de juegos LARP (Live Action Role-Playing) es decir, juegos en los que el participante se sume en un mundo que trata de buscar la interactividad y la imaginación como forma mejorar la experiencia lúdica. Pasarlo bien y fliparlo un poco. Lo que nunca viene mal. De esta forma, como recurso para todos aquellos/as, que quieran iniciarse en este tipo de actividades (no es lo mismo comprarse dos pistolas de bolas y tirar a una diana) que organizar un guión con 10 amigos e imaginar que estáis protegiendo a un VIP mientras tratan de liquidarlo. Cuestión de experiencias. De esta forma, desde la Company 157, ese alter ego de la Easy Company fusionada con el universo de Falling Skies (por lo asequible de no necesitar todos uniformes de marines para representar el guión), comenzó por hacerse entre otras cosas con algunas réplicas de M56 C de Double Eagle (a 45 euros por unidad) por Internet y comenzar a desarrollar nuestras partidas con más o menos éxito. Pero bueno, entremos en materia.

M56C, un clásico de Double Eagle

La M56C es una escopeta que dispara 3 bb’s (las nuestras biodegradables, por supuesto) de 0.2 gramos y que utiliza cartuchos de imitación que cuentan con una capacidad de unos diez disparos. Su peso es de 1700 gramos aproximadamente y entre sus características detacan también, su longuitud, unos 88 cm con la culata abierta completamente Es una réplica que se recomienda tanto para aquellos que están empezando en el deporte del airsoft y necesitan una secundaria para empezar (sí, no hay por qué comenzar con una pistola como secundaria, se puede utilizar una escopeta por su potencia de “fuego”) como para aquellos que quieren una réplica especial para CQB (Close Quarter Battle). Está fabricada en abs con piezas métalicas como el cañon, pero no deja de ser una réplica de airsoft low-cost que nos permite no gastarnos demasiado dinero al comenzar con nuestros proyectos.

Escopetas Airsoft, M56 Benelli

La M56C, principalmente sus versiones largas, como la M56C o la M56DL, son réplicas que impresionan al llevarlas en las manos y presentarlas como recurso para el juego es importante para conseguir desarrollar sus potencialidades, pero sobretodo para meter a la gente en este mundillo y transmitirles que estamos ante algo diferente. El juego se transforma en algo asociado a los niños en exclusiva para pasar a formar parte de las actividades para jóvenes y adultos con un atrezzo que ayuda a lanzarse.

Cuando nos referimos a la M56C como un clásico de Double Eagle, lo hacemos principalmente por ser una escopeta de airsoft barata, resistente y estéticamente lograda que permite a los jugadores obtener una réplica sencilla pero efectiva. Su potencia va desde los 280 a los 320 fps.

Quizá los más experimentados en el airsoft, es decir, aquellos que o bien forman parte de un equipo o bien practican este deporte con regularidad, no cuenten con este modelo entre sus favoritas, pero en este blog transmitimos cómo se adapta esta réplica a nuestras necesidades concretas y sin duda lo hace muy bien, tanto por las características de nuestro campo de juego, como por los guiones, que tratamos de adaptar a las necesidades de nuestra forma de jugar.

¿Problemas de la M56C?

Como todas las cosas, el airsoft se conoce practicando, de esta manera una vez que empezamos a utilizar la M56C de Double Eagle, nos encontramos que la culata se afloja y coge holgura, el mantenimiento para la conservación de la réplica o la solución de este problema no es complicado, aunque debemos destinar algo de tiempo al mantenimiento. Atornillar el tubo de la culata es importante para que no baile la pieza. Aunque sin duda esta va a ser tarea para el mecánico del grupo (como consejo se puede decir que lo mejor que podéis hacer al empezar en esto del airsoft como grupo es convencer a alguien de que se ponga de mecánico, siempre hay un manitas al que recurrir).

En cuanto a las dificultades para el juego, la M56 C de Double Eagle se adapta muy bien al combate en espacios cerrados, con una potencia de disparo que llega bien a los 30 metros, aunque su acción perfecta se encuentra en distancias de 20 metros o menos. Es decir, auténticos espacios cerrados. Su versión corta, la M56B de Double Eagle, es una réplica que también recomendamos por su versatilidad y la capacidad de sacaros de un apuro o mejorar los guiones de vuestros juegos LARP.